Área de terapia ocupacional para todas las edades en Aumenta Fuenlabrada

Área de terapia ocupacional para todas las edades

Conjunto de técnicas terapéuticas encaminadas, principalmente, a ayudar a las personas, con independencia de su edad, a realizar las actividades cotidianas.

Algunas intervenciones comunes en terapia ocupacional van encaminadas a resolver problemas en actividades de la vida diaria, por ejemplo:

  • No se quiere bañar
  • No se deja cortar las uñas
  • No sabe vestirse solo
  • No soporta el contacto con diferentes texturas en la ropa y/o en las comidas
  • Tiene una necesidad de constante movimiento
  • No tolera el contacto con otras personas
  • Etc....

También pueden tratarse otro tipo de dificultades como la falta de coordinación motora, problemas de comportamiento tanto el ámbito escolar como en el familiar, problemas de aprendizaje, trastornos generalizados del desarrollo, etc.

Y, por supuesto, casos ya diagnosticados en hiperactividad, déficit de atención, autismo, síndrome de Asperger, parálisis cerebral infantil, anomalías cromosómicas, trastornos del procesamiento sensorial ,etc 

Cada caso concreto, requiere un abordaje específico siendo los más comunes lo que indicamos a continuación. 

 

Integración sensorial

Según Jean Ayres la integración sensorial es la capacidad que posee el sistema nervioso central de interpretar y organizar la informaciones captadas por los diversos órganos sensoriales del cuerpo. Dichas informaciones, una vez recibidas por el cerebro, son analizadas y utilizadas para permitirnos entrar en contacto con nuestro ambiente y responder adecuadamente a los estímulos que nos llegan”.

El funcionamiento de cada sistema sensorial así como la integración de todos ellos es la base para un desarrollo óptimo de diferentes comportamientos y capacidades del ser humano, como la habilidad de concentración, planificación, praxis, habilidad de aprendizaje académico, autoestima, autocontrol, habilidad motora, etc.

Por ello, un procesamiento sensorial adecuado, nos permitirá desarrollar nuestras capacidades y funciones superiores de un modo correcto facilitando la elaboración de respuestas adecuadas a cada demanda del propio cuerpo y del entorno.

Desde la disciplina de Terapia Ocupacional nos ocupamos de disfunciones en el procesamiento sensorial en el niño/a, consecuencia de una inadecuada detección, modulación o interpretación (fases del procesamiento sensorial) de los estímulos sensoriales propios o externos.

En Aumenta, trataremos, por ejemplo y entre otros:

  • Hiperesponsividad al tacto, movimiento, luces o sonidos
  • Hiporesponsividad a la estimulación sensorial
  • Nivel de actividad inusualmente alto o bajo
  • Problemas de coordinación
  • Retraso en el habla, lenguaje, habilidades motoras o rendimientos académicos
  • Organización pobre del comportamiento
  • Pobre autoestima

Habilidades motoras gruesas y finas (psicomotricidad)

La psicomotricidad es una disciplina dirigida al cuerpo en movimiento, a la reflexión y al vínculo afectivo con los otros.

El desarrollo del niño es un proceso madurativo complejo en diferentes áreas (motora, cognitiva, emocional y relacional) influenciado por la interrelación entre ellas y por el medio que rodea al individuo.

Comprender a un niño es comprender que le gusta comunicarse con los demás, curiosear, investigar, crear con los objetos y los materiales, saltar, caer, correr, trepar, girar, etc. El psicomotricista tiene en cuenta estas necesidades para poder ajustarse, darle un reconocimiento, seguridad, empatía y así crear un marco idóneo para su crecimiento y maduración.

La práctica psicomotriz potenciará:

  • El placer de comunicarse
  • El placer de crear (creatividad)
  • El placer de actuar
  • El placer de pensar

Las sesiones de psicomotricidad se dividen en tres tiempos y espacios:

  • El primer tiempo es el dedicado a la expresividad motriz y en él se da rienda suelta al cuerpo y al imaginario infantil.
  • El segundo tiempo es el del cuento. Esto nos ayuda a la descentración (la capacidad del niño de poner distancia de sus emociones y poder ponerse en el lugar del otro).
  • Por último, el tercer tiempo es el de la expresividad plástica, el dibujar, construir o trabajar con plastilina. Su sentido es el de permitir a los niños alejarse de las intensas emociones vividas y representar con lo cognitivo.

En AUMENTA contamos con una sala acondicionada con un espejo amplio, cajones para mantener el material ordenado, colchonetas de distintas medidas grosores y formas, bloques de goma-espuma, escalera para que los niños puedan subir a una altura determinada, aros, picas, telas, pelotas, cuerdas, muñecos… Nuestra intención es favorecer las caídas, los saltos, los desequilibrios / equilibrios, los deslizamientos, las carreras, la coordinación dinámica y estática…

Dentro del espacio de cuentos y expresividad plástica, disponemos de cuentos, marionetas de mano y de dedos, pinturas, folios, plastilina, lápices de colores, rotuladores, pizarra y tizas, bloques de madera, encajables, cubos de plástico, pinchos, punzones adaptados a niños de todo tipo… 

Adquisición o rehabilitación de habilidades en la vida diaria

Tanto para las personas mayores como para jóvenes que hayan sufrido algún accidente o patología que haya limitado su autonomía a cualquier nivel, las actividades de la vida diaria (AVD) tienen un papel fundamental para el automantenimiento y la participación familiar y social.

La terapia ocupacional, en sus inicios ligada a la geriatría, analiza, evalúa, gradúa y adapta las actividades de la vida diaria para facilitar la autonomía de las personas. En el caso de las personas mayores se convierte, por tanto, en una herramienta esencial para su salud y calidad de vida.

Algunas de las tareas propuestas por el terapeuta ocupacional para la adquisición o rehabilitación de habilidades en la vida diaria son:

  • Hacer un entrenamiento de acciones que tienen que ver con la higiene y el cuidado de la propia imagen como ducharse, peinarse, vestirse, etc.
  • Dar instrucciones sobre cómo utilizar y cuidar de las ayudas técnicas que utiliza la persona, tales como audífonos, andadores, bastones, silla de ruedas, ortesis, prótesis…
  • Proponer ejercicios de economía articular para evitar la sobrecarga de las articulaciones.
  • Trabajar con la persona para adaptar el entorno inmediato a sus necesidades.
  • Entrenar la realización de transferencias, es decir, cómo sentarse o levantarse de la silla, de la cama…
  • Conseguir un buen control de la postura en decúbitos, es decir, cuando se está encamado, etc.

Otros abordajes

  •  Evaluación e intervención de los problemas de integración sensorial (IS).
  • Valoración Funcional.
  • Adaptación/Readaptación funcional.
  • Estimulación y reeducación cognitiva.
  • Adaptación del Hogar y del puesto de trabajo.
  • Orientación/reorientación laboral.
  • Preparación para la vuelta a la ocupación o al desarrollo de actividades significativas.
  • Asesoramiento en ocio y tiempo libre.
  • Adaptación de actividades.
  • Terapia de grupo.

 

Contacta con Aumenta Fuenlabrada y cuéntanos tu caso o tus dudas sobre las nuestras terapias ocupacionales. Te informamos sin compromiso.

Y recuerda que, además del área de terapia ocupacional, también tenemos otras áreas de tratamiento: logopedia , psicología , fisioterapia y atención temprana .

Terapias ocupacionales pediátricas y geriátricas en Aumenta Fuenlabrada

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refrescar

Teléfonos:
+34 912 395 537
+34 692 855 691

Horario de atención:
L-V. 10:00h-20:00h

Correo electrónico:
info@aumentafuenlabrada.com

Redes sociales:

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y sigue navegando por nuestra web, entendemos que acepta su uso.